miércoles, 29 de agosto de 2018

¿veniste o viniste?

Me consultan sobre la forma correcta de conjugar el verbo venir, en la segunda persona del singular del pretérito perfecto simple o pretérito, ¿veniste o viniste? La forma correcta es viniste.

Cuando se presentan dudas sobre la conjugación de algún verbo, el sitio de la Real Academia Española nos facilita una herramienta para conjugar todos los verbos que hay en el diccionario. Para ello, se debe ingresar al sitio de esa entidad, en la siguiente dirección: http://www.rae.es/

En la parte superior derecha se puede ver un formulario donde se escribe la palabra que se quiere buscar en los diccionarios académicos:

Ahí escribimos la palabra venir y nos sale lo siguiente:



Marcamos la figura azul con la palabra "Conjugar", que se encuentra a la izquierda del lema o palabra y aparece lo siguiente:


Ahí podemos confirmar el modo, tiempo y persona que nos interesa:


 
Es claro cómo las nuevas tecnologías se han convertido en un medio para facilitar el acceso a la información. Y, en cuanto al uso correcto de la lengua española, se constituye en un importante aliado para que nuestros escritos resulten más precisos y se ajusten a las normas gramaticales de nuestra lengua.

Transcripciones

Me consultan sobre la forma en que se debe transcribir partes de un texto en otro.

En primer lugar, se debe tener en cuenta que la transcripción de otro texto debe hacerse solamente en situaciones en las que es completamente necesario y, si se hiciera, lo mejor es que sean transcripciones cortas. Siempre se debe comentar lo transcrito, se debe explicar la pertinencia de la transcripción; no corresponde al lector adivinarla. Debe evitarse la práctica de escribir en cursiva el texto transcrito, pues existen otros medios para marcar el hecho de que se trata de un texto ajeno.

Si se va a copiar menos de cinco líneas y la transcripción será dentro de un párrafo, lo transcrito debe entrecomillarse. Si la transcripción es de más de cinco líneas, se corre el margen izquierdo un centímetro y se disminuye el tamaño de la letra en un punto. No se utilizan las comillas en este caso, pues el cambio de uno de los márgenes y del tamaño de la letra, son marca suficiente para que el lector no confunda el texto con las palabras de la persona que transcribe.

En todos los casos debe indicarse la fuente del texto transcrito, con información suficiente para que el lector pueda ubicar el documento fuente de la transcripción.

¿se escribe ebáis, ebais o EBAIS?

Me consultan sobre la escritura correcta de los centros y equipos de atención de la Caja que se ubican en diferentes comunidades del país. Con el propósito de atender la consulta, les transcribo lo que ya escribe en otra oportunidad sobre el tema:

Ya en otra oportunidad hice referencia a la formación de siglas y al uso de la tilde en las siglas. Si consideramos lo ahí expuesto, podremos entender mejor de dónde surgió la palabra ebáis, que cotidianamente se pronuncia en buena parte de las casas de nuestro país y es el lugar donde miles de personas se dirigen para ser atendidos o para trabajar.

Así, eso que en un momento eran (y siguen siendo) los “Equipos Básicos de Atención Integral en Salud  (E. B. A. I. S. o EBAIS) [sic] y que cumplen con la consulta externa, medicina general de las clínicas, centros y puestos de salud, consultorios, comunales, domicilios, escuelas y centros de trabajo” (“El Sistema Nacional de Salud en Costa Rica: Generalidades”, 2004: 26); ahora también son el edificio donde el personal de la Caja Costarricense de Seguro Social (o de algún contratista de esta) les brinda servicios de atención de la salud. Es por ello que cuando nuestro papá, hermano, tío, sobrino o nuestra mamá, abuela o cuñada, nos dicen que van al ebáis a una cita; no se están refiriendo específicamente a ese concepto técnico que le dio origen a la sigla, sino al edificio desde el cual la Caja los atiende; y aquí ya no estamos hablando de una sigla, sino de una palabra, como lo serían clínica u hospital

Es por ello que la palabra se escribe con minúscula, porque se convierte en un nombre o sustantivo común y, como tal, se le aplican las reglas de acentuación de nuestro idioma. En este caso, al tratarse de una palabra aguda, terminada en ese, corresponde tildarla (no olvidemos, como se decía en la escuela, que en los diptongos la tilde se coloca en la vocal fuerte).

Lenguaje inclusivo

Me consultan sobre la posición de la Real Academia Española de la Lengua sobre el lenguaje inclusivo. Antes de hacer referencia a la posición de la Academia, creo que es importante aclarar a qué se hace referencia cuando hablamos de lenguaje inclusivo.

Esta expresión surge dentro del marco de los estudios de género y los movimientos feministas. Su intención es visibilizar a la mujer, pues se considera inadecuado que se utilice el masculino como norma. En ese sentido, al hablar de “los trabajadores” se incluye tanto a hombres como a mujeres y nadie se lo cuestiona; si se hiciera referencia a “las trabajadoras”, inmediatamente se interpretaría que se trata solo de mujeres. Así, la forma masculina no solo sirve para representar a los hombres, sino a todas las personas (más allá de su sexo).

En la actualidad, el concepto del lenguaje inclusivo se ha ampliado. También se incluye en este concepto a otros grupos que no solo han sido ignorados, sino que han sido designados en forma prejuiciosa. Ejemplos de ello son el uso de persona ciega, en lugar de ciego o persona con minusvalía, en lugar de minusválido.

La posición de las Academias de la Lengua sobre el uso del lenguaje inclusivo (o no sexista) se concentra en aspectos gramaticales. Así, reiteran el hecho de que en español hay solamente dos géneros gramaticales: el femenino y el masculino; y que el masculino engloba a ambos cuando se refiere a sujetos u objetos femeninos y masculinos: los estudiantes llegaron tarde; los trabajadores estaban en huelga; los niños tenían hambre.

Con el propósito de que tengan más argumentos sobre ambas posiciones, les copio los vínculos a varios artículos sobre el tema:

·         ¿Lenguaje inclusivo?, artículo de Cristian Fallas Alvarado: https://www.fundeu.es/noticia/lenguaje-inclusivo-6151/

·         Lenguaje inclusivo de género: la lucha que busca incorporar a quienes han quedado fuera del discurso, artículo de María Jesús Ibáñez: http://www.icei.uchile.cl/noticias/131696/lenguaje-inclusivo-de-genero-hablan-los-expertos

·         Lenguaje inclusivo. Página crítica al lenguaje de la exclusión y la opresión: http://www.mujerpalabra.net/pensamiento/lenguaje/lenguaje_inclusivo.htm

·         “Chicxs” y “maestr@s” ¿el lenguaje inclusivo de los jóvenes en las redes sociales se trasladará a las aulas?, de Daniela Hacker: https://www.infobae.com/tendencias/2018/01/15/chicxs-y-maestrs-el-lenguaje-inclusivo-de-los-jovenes-en-las-redes-sociales-se-trasladara-a-las-aulas/

·         ¿Qué es el lenguaje inclusivo?, artículo de Olga Berrios: http://www.labroma.org/blog/2016/03/17/que-es-y-que-aporta-el-lenguaje-inclusivo/


·         El uso del lenguaje inclusivo: el reflejo de una sociedad respetuosa: https://www.nacion.com/archivo/el-uso-del-lenguaje-inclusivo-el-reflejo-de-una-sociedad-respetuosa/V36OW3T5NBFS5DIQS6TGHKH5QQ/story/

·         Sobre la importancia del uso del lenguaje inclusivo, artículo de Luisa Velasco Riego: https://tribunafeminista.elplural.com/2016/06/sobre-la-importancia-del-uso-del-lenguaje-inclusivo/

Considero muy valiosos los aportes de quienes pretenden promover sociedades más inclusivas e igualitarias, mediante el uso consciente de la lengua. Al fin y al cabo, la lengua es reflejo de la sociedad y, si queremos una sociedad más respetuosa de los derechos y las necesidades de grupos no hegemónicos, un paso importante es tomar conciencia de la discriminación presente en el lenguaje y evitar el uso de expresiones sexistas o que denigren a otros grupos de la sociedad.

Dependerá de cada usuario de la lengua optar o no por uso; aunque en algunos centros educativos, instituciones y empresas, se ha normado su uso, así que muchas veces no corresponde a un deseo o estilo personal, sino a una disposición. Sea cual fuere el motivo de su uso, es importante hacerlo de tal forma que no afecte el fin último de la lengua que es la comunicación; y, en el mejor de los casos, una comunicación estilísticamente adecuada.
 
Para facilitar su uso, pueden descargar la “Guía de uso del lenguaje inclusivo de género en el marco del habla culta costarricense” de Lillyam Rojas Blanco y Marta Eugenia Rojas Porras.

¿gerente o gerenta?

Me consultan si la forma correcta de referirse a una mujer que ocupa un puesto del nivel de gerencia, es gerente o gerenta?

La nueva edición del Diccionario de la lengua española (2014), en la entrada correspondiente dice:

gerente, ta. (Del lat. gerens, -entis. Para el f., u. m. la forma gerente, excepto en Arg., Bol., Chile, Ec., Hond., Méx., Nic., Par., Perú, R. Dom., Ur. y Ven., donde se usa t. gerenta). m. y f. Persona que lleva la gestión administrativa de una empresa o institución.

Aun cuando el diccionario destaca que existe una forma masculina (gerente) y otra femenina (gerenta) para referirse a las personas que ocupan ese puesto; hace la observación de que la forma gerente para el femenino es ampliamente utilizada.

En ese sentido, si bien es cierto debería utilizarse la forma femenina cuando se hace referencia a una mujer, el uso masculino es amplio en muchos lugares. No obstante, si la palabra gerente va acompañada de algún otro calificativo (como en el caso de la institución, donde hay gerentes para diferentes áreas), ese calificativo debe estar en femenino; tal es el caso de la gerente médica.

En resumen, la forma que más se ajusta a los dispuesto por las Academias es gerenta; sin embargo, dado el uso generalizado en muchos lugares, no se considera un error el uso de gerente (cuando se hace referencia a una mujer).

Colocación del adjetivo

Me consulta sobre la colocación del adjetivo en español; si va antes o después del sustantivo al cual se refiere. En español la ubicación que le demos al adjetivo, sea dentro de una oración o una frase, es libre; puede ir antes o después del nombre al cual se refiere.

Tradicionalmente, las gramáticas de la lengua han clasificado los adjetivos en calificativos y determinativos. Más recientemente se considera a los adjetivos determinativos como determinantes (en lugar de propiamente adjetivos). Señalan las Academias en su Gramática, lo siguiente:

[...] Se entiende, pues, que el demostrativo este (en este lápiz) o el posesivo mi (en mi lápiz) presentan más propiedades en común con los artículos que con adjetivos como amarillo, tanto en la relativo a su significado como a la forma en que se construyen (Nueva gramática básica de la lengua española, p. 70).

Así, es claro que tanto los adjetivos relacionales como los calificativos "tienen en común la propiedad de modificar al nombre y concordar con él en género y número"; sin embargo, poseen rasgos semánticos, morfológicos y sintácticos que los distinguen.

La sintaxis tiene que ver con "el modo en que se combinan las palabras y los grupos que estas forman"; en ese sentido, nos interesa conocer mejor las particularidades sintácticas de los adjetivos, para así poder determinar el lugar que ocuparían en las frases y oraciones. Les transcribo lo que disponen las Academias de la Lengua, respecto de las características sintácticas de los adjetivos (Nueva gramática básica de la lengua española, 2011, pp. 71 y 72):

Los adjetivos relacionales presentan un comportamiento sintáctico singular que, en parte, es consecuencia de la unidad semántica que establecen con el significado del nombre al que modifican. Los adjetivos relacionales:

a)    No pueden ser separados del nombre por un adjetivo calificativo: *un submarino nuevo nuclear (frente a un nuevo submarino nuclear o un submarino nuclear nuevo).

b)    No se anteponen al sustantivo: *periodística crónica, *digital cámara, *portátil computadora.

c)    No admiten modificadores de grado: *crecimiento muy demográfico, *guitarra más eléctrica, *avión menos supersónico.

d)    No funcionan normalmente como atributos. Aun así, son posibles cuando el adjetivo se utiliza de forma contrastiva en expresiones como La radiación es iónica y no nuclear.

e)    No admiten sustitución por el adverbio modal así: una infección respiratoria (≠ una infección así), un conflicto diplomático (≠ un conflicto así).

Los adjetivos calificativos siguen el comportamiento contrario:

a)    Pueden ser separados del sustantivo con el que concuerdan por otros adjetivos (medidas innovadoras necesarias).

b)    Permiten ser antepuestos al nombre: el cálido verano.

c)    Admiten modificadores de grado: descenso muy rápido.

d)    Funcionan como atributos con normalidad: La velada fue agradable; El apartamento era espacioso.

e)    Muchos de ellos admiten la sustitución por el adverbio así: una vida sacrificada (= una vida así).

f)     Admiten la negación, especialmente en contextos contrastivos: un político no muy inteligente, pero sí muy hábil.

Cuando un adjetivo relacional y un adjetivo calificativo coinciden en el mismo grupo nominal ocupan distinto nivel jerárquico:

a)    El relacional se halla más cercano al nombre y forma con él un bloque del que no se puede separar.

b)    El calificativo aparece antes o después de tal conjunto:

una fabulosa    nave espacial

una                  nave espacial   fabulosa

*una espacial   nave                fabulosa

*una                nave                fabulosa espacial

c)    Los dos tipos de adjetivos no pueden coordinarse entre sí: *universidad laboral y famosa, *erupción volcánica y breve, *tormenta tropical y fuerte.

¿sobrinonieto/sobrinonietos o sobrino nieto/sobrinos nietos?

Me consultan si es correcto escribir en una sola palabra sobrino nieto (sobrinonieto) y si es correcto, ¿cómo se pluraliza?

En el diccionario de las Academias de la Lengua Española, en la entrada correspondiente de sobrino, na aparece sobrino, na nieto, ta, con el significado de "nieto del hermano de una persona". Se escribe en dos palabras, no en una sola; y por ello se pluralizan ambas palabras: sobrinos nietos, sobrinas nietas.