domingo, 16 de junio de 2013

Letras

h
En las palabras que se pueden escribir con hache o sin ella, se prefiere siempre la forma sin hache, con independencia del uso.
ala, ale, alacena, alelí, armonía, arpa, arpillera, atajo, boardilla, baraúnda, desarrapado, ológrafo, sabiondo, uy
g, j
En los préstamos en los que la g y la j tiene un sonido parecido al de y, se recomienda adaptar bien la pronunciación, bien la escritura.
banjo, júnior, mánager
pronunciadas [bánjo], [júnior], [mánajer}
banyo, yúnior, mánayer
w
Se admite la letra w en préstamos, que se considera preferible en las voces en las que su uso está asentado. Por tanto, no se escriben en cursiva.
Kiwi, sándwich, web, wéstern, taiwanés, kuwaití
k
En préstamos, se prefiere conservar la k en palabras que se usan mayoritariamente con ella.
alaskeño, askenazi, bikini, euskera, harakiri, kamikaze, karst, kimono, kurdo, moka, musaka, póker, uzbeko, Irak, Alaska, Marrakech, Pakistán
c, qu
En préstamos, se prefiere la forma adaptada cuando es mayoritaria en el uso.
caqui, cuáquero, iraquí, neoyorquino, polca, queroseno, quiosco, quiosquero, telequinesia, valquiria, Tanganica, Turquestán
qa, qe, qi, qo, qu
Se recomienda cambiar las combinaciones qa, qe, qi, qo, qu en nombres comunes adaptados y macrotopónimos a ca, que, qui, co, cu, cuando tienen estos valores. En el resto de los nombres, se puede conservar.
cuórum, execuátur, cuadrivio, cuark, cuásar, catarí, Catar (se prefiere a Qatar), Al Qaeda
y final tras vocal
Como norma general, se prefiere –ay, -ey, -oy, -uy en estos diptongos a final de palabra aunque hay excepciones en préstamos donde se escribe –ai, -ei,  -oi, -ui. Cuando ambas formas son válidas, se prefiere la mayoritaria en el uso.
carey, yóquey, tepuy, jagüey, agnusdéi, saharaui, bonsái, paipái, samurái, tipoy
y final tras consonante
Al adaptar extranjerismos que terminan en consonante + y, esta es transforma en i. También se escriben con i latina final los hipocorísticos.
Bodi, curri, ferri, panti, rali, sexi, Mari, Cati, Toni, Dani
y medial
En préstamos, y pasa a i cuando tiene este valor. Se recuerda que también se cambia al formar el plural de algunas palabras que terminan en vocal + y.
Licra, géiser, aimara, gais, yoqueis, jerséis
ng final
Se recomienda suprimir la g final en las palabras terminadas en -ng
cáterin, campin, castin, esmoquin, márquetin, pirsin, parquin, pudin o pudín
ps inicial
El uso culto sigue prefiriendo la grafía con ps- inicial, aunque en todos los casos se admiten las formas con s-.
sicología, sicosis, siquiatra, seudoprofesa, soriasis, seudología, seudónimo, seudópodo
Derivados de nombres propios
En los derivados de nombres propios se conservará la escritura del nombre del que proceden. Esta norma no se aplica a los nombres comunes que han pasado a designar objetos, enfermedades, productos…
beethoveniano, picassiano, taylorismo, shakesperiano, darwinista
pero
alzhéimer, boicot, yacusi, zepelín o zépelin


Fuente: Fundéu BBVA, Novedades de la Ortografía de la lengua española (2010), 7 de noviembre de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada